IMG_20160724_201513Es curioso el paradigma sanitario que tenemos en España para la innovación: somos una Sociedad de gran capital de talento, y se están moviendo muchos grupos con actitud innovadora, pero la gran presencia y dependencia de los ordenamientos profesionales del Sistema Sanitario público sujeta – debido a sus verticales jerarquías sindicales escasamente inclinadas al cambio – que muchos profesionales estén viendo frenados sus ritmos.

Ahora bien: ¿Un innovador es aquel que inventa o descubre cosas materiales? Va más allá. La innovación en Sanidad no sólo es adoptar, inventar o producir elementos del equipamiento sanitario tecnológico o farmacológico: También son innovación los flujos de trabajo (el método de trabajar) de conectar entre profesionales y sistemas, y la forma de envolver la atención al paciente para mejorar resultados numéricos y cualitativos en los procesos asistenciales.

Y, como en la Innovación Educativa, también es innovación el saber compartir y trasladar el conocimiento.

Con todo, el ser innovador es un ciclo continuo porque a innovar se aprende innovando, y donde para entrar se deben tener desarrollado previamente estos conceptos, habilidades y actitudes:

1 Pensamiento asociativo. Habilidad cognitiva para integrar elementos no relacionados entre sí que generen otras referencias y visiones. Usa la divergencia, acopla ideas de otros entornos de pensamiento divergente. Emplea la inteligencia lateral para enriquecer las oportunidades. El Ecosistema de la Salud Digital ya se enriquece de otras industrias.

2 Observador permanente. Las bibliotecas digitales son esenciales para obtener capacidad de ver cosas que se pueden cambiar. Fisterra (especiales para Atención Primaria), Cochrane o la Biblioteca Nacional de Ciencias de la Salud (Instituto de Salud Carlos III) son recursos, entre otros, recomendables para crear un entorno con una perspectiva global que permita localizar tendencias, nuevas formas de hacer, cambios disruptivos.

3 Ser Ciudadano Digital. El uso de las Tecnologías de la Información (TICs) es clave para la Innovación. Desde 2013 tenemos en los Informes sobre la Sociedad de la Información en España (SIE), de la Fundación Telefónica, tasas de utilización de servicios de e-Health en España de las más altas de Europa. Ser ciudadano digital obliga a conocer las Competencias Claves para el Aprendizaje y la docencia, ya que un innovador siempre será motivador para los demás. Saber que también las Redes Sociales sirven para el aprendizaje 2.0 es un descubrimiento que los innovadores tienen interiorizado.

Twitter reúne personas y recursos con semejanzas temáticas, Linkedin conecta profesionales, Pinterest es un útil repositorio de links para indizar temáticamente, y existen otros artefactos digitales definidos en la Web 2.0  que permiten crear recursos digitales – de forma individual o en grupo – para constuir ideas o  diseñar proyectos de innovación.

De la Idea a la Acción

4 Desafía la realidad con preguntas y sal de tu lugar. La innovación es paralela al ciclo investigador: observar, recoger información de forma constante y formular teorías. Y para eso, es fundamental salir de los muros de tu Servicio donde el índice temático es semejante siempre; pero otros profesionales sanitarios se hacen otras preguntas que quizás no las conozcas. Otro asunto crucial es conocer el Sistema Sanitario: la integración de las cosas y los procesos no siempre es igual en un centro de la misma autonomía, o público – privado. Asistir a un evento formativo sin preguntar en todos los stands, atreverse a conocer otras personas es un reto que todo innovador cumple en el llamado ‘congreso social’ que es el del café, la comida o el paseo por los pasillos de la sede.  Esto se llama networking: compartir experiencias y  localizar otros modelos.

5 Experimentar y repetir. En innovación es imprescindible tener claro un análisis del retorno de la inversión, es decir saber diseñar cómo valorizar una tecnología o modelo sanitario (incluyendo preguntas PICO para reflejar medicina basada en la evidencia), y que el producto que estés pensando pueda pivotarse y ser sostenible. La creatividad es clave para ver las cosas desde todos los puntos de vista posible: usuarios, integración con otros sistemas, reproducibilidad y curva de adopción del manejo del producto o sistema …La repetición es parte de las reglas del juego. De esta forma podrás esquematizar algo muy importante: el ciclo de vida del producto ante la competencia, que se supone que habrás espiado a fondo. Una herramienta empresarial oportunamente aplicables es la matriz ERIC, que nos permite modificar la cantidad o magnitud de entrega de cada una de las variables que componen la curva de valor de un producto/servicio.

6 Aprender de los fracasos y ser pulcramente ordenado. El innovador es un emprendedor. Y en el emprendimiento hay una verdadera ingeniería del error. Una recomendación es adoptar el fracaso como parte del proceso de madurez de la capacidad de la innovación. Por eso, ser Innovador se debe asociar a ser una persona constante y muy ordenada con lo que lo hace para poder retroceder hasta un punto no inicial y reconducir la fase emprendedora con nuevas ideas.

Método

7 Design Thinking. Entre las muchas herramientas generadoras de creatividad (Brainstorming, Open Space, Lateral Thinking…) está el Design Thinkin. Esta metodología del Pensamiento de Diseño es un proceso de innovación sistemático que prioriza la empatía por los usuarios finales, prestando especial atención a sus deseos y necesidades, con el objetivo de comprender exhaustivamente el problema para desarrollar soluciones más eficaces, integrales y adaptadas al destinatario final. Esto es lo que ha hecho que el Design Thinking se emplee cada vez más en ámbitos como la salud. Estos son sus cinco pasos elementales:

  • A.- Empatizar. “Para crear innovaciones significativas necesitas conocer a tus usuarios y preocuparte de sus vidas”.
  • B.- Definir. “Enmarcando el problema adecuado es la única manera de crear la solución correcta.”
  • C.- Idear. “No es sobre tener la idea correcta, es sobre el crear la mayor cantidad de posibilidades.”
  • D.-Prototipar. “Construye para pensar y evalúa para aprender.”
  • E. – Evaluar. “Evaluar te da la oportunidad para aprender sobre los usuarios y las posibles soluciones.”

Profesionales referencia en la innovación sanitaria

Si son los mejores consultores estratégico de España, es por su experiencia, conocimiento y capacidad de generar ideas. Julio Mayol, Ignacio Medrano y Jorge Juan Fernández.

Julio Mayol

Este Cirujano y actualmente Director Médico del Hospital Clínico San Carlos, viene de ser el Director de la Unidad de Innovación del Instituto de Investigación Sanitaria San Carlos (IdSSC). Una de las grandes afirmaciones sobre la integración de soluciones de innovación en salud es de Julio Mayol, que en el congreso Inforsalud 2016 afirmó, sobre las acciones y planes de innovación tecnológica, que “la estrategia no es táctica … ni competir. La estrategia es encontrar aquello que genera más valor, sobre todo para pacientes y ciudadanos”. Aquí puedes ver su discurso completo:

Ignacio Hernández Medrano, Neurólogo, es especialista en el conocimiento de la Medicina Exponencial, ante la Medicina lineal, y domina el foco de la integración de sistemas junto con su experiencia en la Singulary University (Silicon Valley, CA. EEUU) gracias a ganar el concurso Call of Innovation con su proyecto tecnológico Medroom,  que permite reutilizar la información de las historias clínicas para ayudar al médico a tomar la decisión más adecuada para el paciente . Con este médico, del Hospital Ramón y Cajal de Madrid, comparto membresía en la Directiva de la Asociación de Investigadores en eSalud (AIESALUD). Puedes ver aquí una gran exposición suya:

Jorge Juan Fernandez Garcia, creador del concepto Hospital Líquido desde la unidad de Innovacion del Hospital Sant Joan de Déu, Barcelona, del que es el Director E-Health y Health 2.0, y director académico en el programa Moebio, iniciativa que mezcla formación – emprendimiento y aceleración- impulsado por BioCAT (entidad que coordina y promueve el sector de las ciencias de la vida y de la salud en Cataluña). Atención a su CV, porque da la idea del perfil multisectorial que se necesita para ser innovador en sanidad. Esta es una excelente entrevista sobre el concepto Hospital Líquido:

Tendencias y predicciones tecnológicas en Salud

Para hacerse una idea de dónde se centran las predicciones, al margen de consultar los enlaces ofrecidos en la redacción de este artículo puedes consultar este de healthitsecurity muy apropiado en relación a la seguridad tecnológica, este de forbes , vinculado a inversión, o este de thedoctorweighsin centrado en la disrupción tecnológica.

Espero que la legislación laboral, y el esperado cambio de la Ley de Ordenación de Profesiones Sanitarias (LOPS) de 13 años de vigor y necesitada de visión futura, permita que la definición de un Profesional Sanitario innovador realce las posibilidad de resultados futuros. Puede que el talento y la iniciativa abierta del español sea adelantada por otros ciudadanos europeos con menos ‘brillo’ que el ibérico, por culpa de la rigidez que tenemos.

 

Anuncios