La eSalud, que es el mundo tecnológico que permite conectar profesionales y pacientes entre sí, ofrece dispositivos y herramientas que ayudan de doble manera al control ‘a distancia’ de las cosas que les sucede a los pacientes diabéticos:
1º.- El paciente puede recibir ayuda usando esas tecnologías sin necesidad de estar relacionado directamente con un profesional o centro sanitario

2º.- El paciente puede estar ‘conectado’ en tiempo real, con estas tecnologías, para recibir y compartir información cuando sea necesario.

En el contexto de la enfermedad crónica, la Diabetes está siendo una de las enfermedades que más soporte tecnológico recibe para ese mejor control o bien de prevención o bien para mejorar el estado de salud del paciente. De hecho, uno de los problemas existentes es que solo el 56% de los pacientes con diabetes cumple con su tratamiento, y esto produce problemas de agravamiento en el estado del salud. Para 2040, se pronostica que la diabetes afectará a 642 millones de personas, el 8.5% de la población adulta mundial.

Los avances con las aplicaciones móviles

La consulta en internet, por ejemplo para saber cómo reducir el azúcar en sangre después de una comida (siempre que esté basado en una información producida o referenciada por un sociedad científica o profesional sanitario) es el modelo de lo que piden los pacientes cuando perciben que deberían tomar iniciativa en estas situaciones.

Por esta razón, ya llevamos varios años que la mHealth (todo lo relacionado con las aplicaciones descargables en el móvil, junto con sensores que se conectan) está incluyendo estudios basados en algoritmos comprobados para la prevención y atención de la diabetes. El uso de tecnologías móviles para realizar diferentes intervenciones digitales con los teléfonos móviles para pacientes internos (hospitalizados) con diabetes mal controlada permite la optimización del control glucémico, además de identificar el riesgo cardiometabólico cuando incluyes un correcto check list de datos en el diseño de la Aplicación.

Y además, hay Apps que permiten combatir conjuntamente la diabetes y la depresión en pacientes vulnerables, ya que la Diabetes produce problemas de malas sensaciones continuas en el paciente. Esto se llama gestión holística (global) de enfermedades crónicas con las Tecnologías móviles.

Podemos tener ejemplo en esta iniciativa de salud pública en la India con mDiabetes (http://mdiabetes.nhp.gov.in/), que permiten autocontrol de la actividad física y la ingesta dietética entre los adultos con sobrepeso que participan en un programa de pérdida de peso. En cierto modo, uno de los resultados que están siendo medibles es que con las APPS se generan estándares de cuidado de la diabetes, por lo que se pueden reducir consultas, hospitalizaciones y visitas a urgencias.

sensor mhealth diabetes

 

Sensores

Las Apps ya incluyen un sensor que, con una aguja tras un pequeño pinchazo, recoge una muestra de sangre y analiza los datos para después integrarlos en un control digital que después puede ser consultado por el personal de Enfermería o de la Medicina especializada en Diabetes.

Parche de grafeno mide los niveles de glucosa

Sin embargo, ya no sólo existe el ‘pinchazo’ como modelo de obtención de datos en la sangre. Se está testando con un parche de grafeno que mide los niveles de glucosa a través de la piel. El grafeno, dopado con oro combinado con una malla dorada de dos capas y microagujas poliméricas, forma un parche portátil que se humedece para monitorizar en tiempo real los niveles de glucosa y controlar (informar al paciente) sobre el suministro de fármacos necesarios. (información publicada en línea el 21 de marzo de 2016 en Nature Nanotechnology . Cuando el parche detecta una alta concentración de glucosa en el sudor, se activa un mecanismo por el que unas microagujas disuelven su capa protectora para proceder a administrar la metformina. Aún no han publicado su comercialización. Pero lo más nuevo en este sentido es entender que la Tecnología está investigando aplicar este tipo de sensores implantables a largo plazo: parches cutáneos para la diabetes o sensores oculares (para medir los niveles de azúcar en la sangre de las lágrimas del que los usa) o sistemas inalámbricos de administración de insulina controlados por dispositivos móviles.

Incentivos y eSalud

Hay un elemento clave para comprender que la tecnología no sólo puede ayudar al paciente: también reduce costes, siempre que se use de forma fiable y eficaz.

Por esta razón, el uso de las Tecnologías está incluyendo la información dirigida a producir reacción comportativa en el Paciente, no sólo a medir su datos químicos. Las TICS informan en el ámbito de los hábitos de vida, tratando de influir en la necesidad de cumplir con la alimentación establecida por el médico, medidas higiénicas (el uso de ropa y de calzado adecuados) y la realización de ejercicio físico moderado. En el caso de el ejercicio físico, ya hay APPS que integran el gasto calórico y el tiempo dedicado a caminar o correr dentro del conjunto de datos de salud del paciente diabético, igual que con el consumo de grasas, si bien aquí el desarrollo tecnológico aún no automatiza esa información, salvo algunos sensores ópticos que están afinando en la identificación de los nutrientes con fotos que hace el paciente.
La prevención es fundamental en complicaciones potencialmente graves, sobre todo en la higiene y en el peso adecuado, ya que la obesidad es un factor muy negativo para la evolución de la enfermedad y sus posibles complicaciones.

Con todos los datos expuestos anteriormente, es la actual forma de clasificar electrónicamente el grado de control de la enfermedad.

Empoderamiento y persuasión

Otros elementos para  involucrar, empoderar y retener a los pacientes que se puede aplicar con las herramientas de mHealth son los mensajes telefónicos para promover la actividad física o mensajes de vídeo. Son sistemas persuasivos para apoyar la modificación del estilo de vida para el control de la diabetes (como otras enfermedades crónicas) e incluso se incluye el apoyo ‘social’. Esto no sólo se refiere al uso de Redes Sociales, sino a pacientes de bajos ingresos con diabetes tipo 2, ya que se emplea competición (gamificación útil para los hábitos de vida) y la empatía con los diferentes estratos sociales de los pacientes.

Telesalud

 

A través del teléfono, del ordenador o tablet, o incluso de las modernas televisiones ya se puede conectar en modo teleconsulta con un profesional. Estos modelos contienen bastante enfoque psicosocial, sobre todo en el mundo rural, y buscan mejorar el conocimiento de la enfermedad y la conciencia de la conducta y hábito preventivo. Existen publicaciones sobre mejoras en el autocontrol de la enfermedad y la angustia psicológica asociadas con el apoyo de telemonitorización para adultos con diabetes complicada. Y ahora se está abordando la mejor capacidad tecnológica de los Millenials y nuevas generaciones de profesionales sanitarios para los diabéticos jóvenes, más adaptados al uso tecnológico.

No olvidemos que hay que pensar preventivamente en el futuro: La diabetes es una enfermedad que causa miles de muertes a nivel mundial. Según la OMS, se estima que para el 2030 sea la séptima causa de muertes en el mundo.

Apps para Diabéticos

Glucose Buddy : Diabetes Log (gratis, pero no hay versión en Español)
https://play.google.com/store/apps/details?id=com.skyhealth.glucosebuddyfree&hl=es

mySugr  (gratis, para iPhone)
https://play.google.com/store/apps/details?id=com.mysugr.android.companion&hl=es

Socialdiabetes (no es gratis)
https://www.socialdiabetes.com/es
https://play.google.com/store/apps/details?id=com.socialdiabetes.android&hl=es

Glucose Buddy : Diabetes Log
https://play.google.com/store/apps/details?id=com.skyhealth.glucosebuddyfree&hl=es

 

 

mhealth diabetes

Anuncios