accidentes en veranoLos días posteriores a la finalización del curso escolar suelen ser los que llenan las Urgencias Hospitalarias por los accidentes infantiles, y también de adolescentes y jóvenes adultos.

¿La razón? En el caso de los niños, es porque al no estar ‘sujetos’ por los Docentes, tiran de libertad con los padres, y se lanzan a aventurarse en muchas actividades consentidas pero no vigiladas. Bicicletas, juegos acuáticos, excursiones al aire libre…. Son actividades propias en las que los niños se colectivizan para realizarlas, emergerse como capaces, y… sucede el accidente. De hecho, uno de cada tres accidentes infantiles sucede en el verano. Y de esa proporción, es en estos días de finales de junio y primeros de julio cuando se concentran.

Fíjate que esa actitud es la misma del joven adulto, que al llegar la época estival también se atreve con actividades que no domina o no tiene entrenamiento. Y las Urgencias Hospitalarias y en Centros de Salud se llenan de pacientes con torceduras, impactos, caídas, quemaduras… Traumatología por doquier que pueden condicionar el resto del verano, echar por tierra la inversión en el viaje o el destino, y además aparejar consecuencias irreversibles.

En el artículo recomendable 10 consejos para evitar accidentes en la piscina con los niños hay un cuento para colorear que podrías completarlo con tus hij@s, además de que debes saber que un menor puede ahogarse en menos de 3 minutos en tan solo 20 centímetros de agua –la zona infantil-, sin que sus padres se percaten del accidente.
¿Sabías que un tercio de las personas que son hospitalizadas por ahogamientos son menores de 14 años?

Prevenir

En este sentido, te recomiendo visitar la publicación “Accidentes en la población infantil española”, estudio que presentó la FUNDACIÓN MAPFRE, y que tiene un excelente Decálogo de la prevención de accidentes.

Quemaduras Solares

Todas las prácticas que evitan o minimizan la exposición solar deben comenzar lo antes posible en los niños para que se conviertan en algo habitual, pues los comportamientos que se adquieren de forma temprana tienden a perdurar durante toda la vida con mayor intensidad que los adquiridos tardíamente.

Los tipos de cáncer más frecuentes en la población española son los que afectan a la piel. Con la llegada del verano, la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap) y la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y
Atención Primaria (SEPEAP) quieren recordar que está claramente demostrada su relación causal con la exposición a las radiaciones solares. Visita este documento descargable de Fotoprotección Solar

quemadura solar

Según la AEPap, “está demostrado que el efecto cancerígeno de las radiaciones solares es acumulativo. De forma que las quemaduras solares repetidas se relacionan con el desarrollo posterior de tumores cutáneos, especialmente si las quemaduras se producen en la infancia”. El melanoma solo representa un 4% del total de todos los cánceres de piel, sin embargo, es el responsable del 80% de las muertes por este tipo de cáncer.

Y ahora quiero recomendarte que visites el blog del pediatra granadino Jesús Garrido (mipediatraonline)

Donde en su recopilación Protege a tu hijo del sol nos dice que “habitualmente los protectores solares están indicados por encima de los 3 años. Porque los niños más pequeños no deberían se expuestos al sol directo en verano. Pero todos sabemos que eso no se cumple. En Verano, especialmente en las horas centrales del día los niños menores de 3 años deben estar a cubierto. La única protección segura es la física”.

Anuncios