La movilidad de discapacitados en silla de ruedas puede dar un giro tremendo si el prototipo Ogo de la startup neozelandesa ogotechnology que su creador el ingeniero Kevin Halsall ha desarrollado desde el concepto de los Segway; estos ‘patinetes’ eléctricos que está de moda alquilar para hacer turismo a pie.

Ogo permite a los usuarios de la Silla eléctrica poder tener liberadas las manos en la conducción porque la maniobra se basa en la inclinación como los Segway; además de que es más pequeño, ligero, y tiene una autonomía aproximada de 40 km, con una velocidad tope de 20 km / h.

Este concepto en la vanguardia del apoyo de la tecnología a la movilidad del discapacitado tiene un origen influenciador: el accidente de esquí de Marcus Thompson, resultante como parapléjico. Las dificultades de este amigo del ingeniero profesor de universidad le llevaron a cuatro años de diseño y desarrollo.

Kevin Halsall (derecha en imagen) junto con su amigo parapléjico estrenando el prototipo OGO

Vídeo de demostración:

Anuncios